coloniaespiritual1

Ya hemos hablado en este blog, y en nuestra 3ª comunicación del Pronto Llegaremos, del Plan de Evacuación previsto como consecuencia del cambio que tiene que producirse en este planeta tanto a nivel geofísico como espiritual. Al término de cualquier civilización siempre se programa uno para poder repoblar el planeta en la siguiente, pero estamos en la última civilización, y muchas de las energías evacuadas volverán a su casa, a su planeta desde donde un día bajaron para ejecutar su misión.

En este caso va a ser el último Plan de Evacuación que se va a realizar en III Dimensión puesto que el planeta va a pasar a IV y para ello es preciso que acontezcan hechos y situaciones que a muchos les agradarán y que a otros les aterrarán, pero debe ser así.

El planeta camina hacia un cambio que es imparable puesto que su destino lo tiene escrito. No hay ser humano que frene los cambios físicos, geológicos, sociales y espirituales previstos que se están produciendo a una velocidad de vértigo y que a pesar de que hay dirigentes que intentan frenarlos, no podrán porque todo está llegando a su fin. Se va a producir el cambio a IV dimensión del planeta y esto es imparable.

Esta situación está llevando a muchos humanos a preguntarnos hacia dónde camina el planeta, dónde iremos y que será de sus moradores.

Ante esto nosotros os damos una esperanza y os comunicamos, a pesar del cambio de opinión de los máximos dirigentes de algunas filosofías religiosas, sobre la existencia del cielo, el infierno y el limbo... y que para ellos es el destino final de cualquier “alma”, que NO HAY NI CIELO NI INFIERNO.

Esta afirmación nos lleva a hacernos una pregunta inmediata:

¿Entonces que hay después o a dónde vamos después de toda una vida aquí?

Existen planetas de luz de variada y diferente vibración al igual que de diferente dimensión para albergar energías que están dando el paso de III a IV dimensión y de de IV a V Dimensión.

Ya hemos dicho en nuestra cuarta comunicación de Nación Cósmica que la DSS (Dirección Superior Sideral – SERES ALADOS) y OSS (Organización Superior Sideral – GENIOS SOLARES) tienen dispuestos planetas para albergar a las energías procedentes de planetas de más baja dimensión para elevarles su vibración porque ha llegado el momento de esas energías que han superado su nivel de espiritualidad y por lo tanto van a pasar de III a IV dimensión como es el caso de nuestro planeta.

Es el cambio programado por los HIJOS DE LA LUZ para proceder al despertar de esas energías elevándolas de vibración.

No nos cansamos en decir que a la civilización actual la están sometiendo progresivamente a “un cambio” hacia otro modelo de más espiritualidad y por tanto a la desaparición de la materia que es lo que impera en todas las transiciones planetarias.

Va a ser una criba muy grande para transportar a las energías a sus planetas de origen desde donde un día vinieron.

Se está procurando dar una esperanza a todos los habitantes de este planeta. Se está intentando que les desaparezca el miedo para que no pase lo mismo que pasó con Lemuria y la Atlántida.

Ciertas filosofías religiosas proclaman el miedo, el terror, la angustia, el desespero para así mantener el poder, distribuir y repartir “el Reino de los cielos” entre ellos mismos para sus fieles servidores, como premio a la fidelidad de éstos.

Pero eso no es así. Todas las energías tienen su parcela en ese “Reino” porque todas provienen de él, la única diferencia está en el plano dimensional y vibracional que tengan. Y todas las energías vuelven siempre al planeta desde donde un día salieron.

Cada energía domina la dimensión donde está y todas las de abajo, es decir, si una energía está en IV plano dimensional, domina el suyo y además III, II y I. Nunca dominará V, ni VI y así sucesivamente.

Un ejemplo claro de este hecho lo tenemos en el primer profeta de nuestra civilización actual llamado Enoch, el cual describió su teleportación por Seres de Luz y sus visitas a planetas de diferentes planos vibracionales. Y la pregunta que nos podemos hacer a este respecto es por qué los vio y los visitó si eran de diferentes vibraciones?. Lo lógico hubiera sido que hubiera visto algunos, no todos. Pero Él sí los vio porque fue la 1ª bajada del Instructor Espiritual del Planeta Tierra, describiendo los planetas de alta vibración y de baja vibración. Sencillamente porque el Instructor Planetario pertenece al Plano de XII Dimensión y puede ver y dominar desde XII a I dimensión.

Pero el Instructor no baja solo, baja con su equipo de colaboradores para comunicar esta gran realidad y llevar a cabo todo el proceso, incluido el Plan de Evacuación.

Y esto es lo que está ocurriendo en este momento actual en el planeta Tierra así como en otros de las mismas características, que hay Energías desde XII a III Dimensión que han bajado a colaborar con el Instructor Espiritual del Planeta Tierra para enseñar y subir el plano mental de las energías de más baja vibración e ir preparándolas para su elevación hacia otros niveles más superiores. El paso no es de una vida a otra. Es ir enseñando a esa energía elevándola y aumentando su nivel de espiritualidad.

Os mostramos una de las tantas Energías que están colaborando con nosotros en esta misión:

 

1

 

Y junto con estas energías, también hay Directores de otras Galaxias de nuestra Nación Cósmica, unos reencarnados en cuerpo material y otros en energía, que se prestaron voluntariamente, dentro del Consejo de los 24, para ayudar en su Misión al “Enviado” de Nación Cósmica que es el Director de la Galaxia JJ y el Instructor Espiritual del Planeta. Éste ha bajado con su equipo de colaboradores que tienen un cuerpo físico porque es la mejor manera de adaptarse a este planeta material.

Así por ejemplo, en este planeta de III Dimensión que pertenece a la Galaxia JJ se encuentra la Dirigente de la Galaxia Myotanh llamada Ysamanh, en solitario, sin su pareja para colaborar directamente con Therex y Silah que son los Directores de la Galaxia JJ. Lo mismo ocurre con Maneh, que es la Directora de la Galaxia Manih, perteneciente también al Consejo de los 24 de Jul Joubiak . Existen otros dirigentes de otras galaxias que están colaborando energéticamente cual son Theos, Director de la Galaxia Octhos, y que se encuentra en el Shambala, Ciudad – Luz que está ubicada en el interior del planeta bajo la cordillera de los Himalayas; K. Myndh, Director de la Galaxia Beoh y, por último, Kumanh y Kemanh, Directores de la Galaxia Kunh.

Los fotogramas que os exponemos a continuación es la maqueta de la Ciudad Luz del Shambala que nos la proporcionaron el 25 de Agosto de 1979. Y su símbolo que nos los dieron en dos ocasiones, uno en plata y el otro en oro, y en fechas diferentes. Si observáis es un bastón que lo envuelve la letra “S” de Shambala. Pues bien ese es el bastón Vril que tanto buscó Hitler y que nunca encontró. Ese símbolo también es muy parecido al de Medicina, que es una barra a la cual envuelve una serpiente.

 

2

MAQUETA DEL SHAMBALA.
Donada el 25 de Agosto de 1979.

 

3

SÍMBOLO DE PLATA
14 de Marzo de 1986

 

4

SÍMBOLO DE ORO
6 de Abril de 1991

 

Hay planetas restringidos a cuya Luz muchos humanos jamás podrán acceder, ni conocer, ni llegar a ellos. Todo depende del plano vibracional en el que se encuentre cada Ser o Energía.

Hay millones de planetas invisibles que están muy cerca de nosotros a los que no tenemos acceso por la diferencia de la frecuencia vibracional que existe entre Ellos y nosotros. Sólo unos pocos humanos podrán visualizarlos.

Hay muchos Seres de Luz que están pegados a nosotros a los que no podemos ver y que nos atraviesan con su Luz. Son invisibles a nuestra visión de III dimensión, pero entre Ellos sí que se ven. Tienen una vibración diferente a la nuestra. Son Seres o Energías de Luz muy potente que nos protegen, se mueven entre nosotros y no nos damos cuenta que están ahí. Pero es verdad que en ocasiones nuestra propia energía los percibe, pero no los vemos.

Si entrásemos a una de sus Ciudades – Luz de Altos Planos Vibracionales nos cegarían a nuestra visión, puesto que nosotros a pesar de que también somos energías como ELLOS, hemos tenido que bajar nuestra vibración para meternos en este estuche material que es nuestro cuerpo físico y podernos adaptar al planeta de III Dimensión donde estamos actuando en estos momentos.

Y el camino que va a seguir nuestro planeta y muchos de sus moradores es el paso a IV plano dimensional. En IV Dimensión los seres son semifluidos y de otras características vibratorias diferentes a las nuestras. Si un ser de los que poblamos este planeta va a pasar a IV dimensión, tendría casi la misma figura pero más fluida, semitransparente, con otras características mentales y sobre todo de un nivel de espiritualidad sorprendente que es lo que verdaderamente predomina a partir de V dimensión.

Y hasta V dimensión es la evolución del plano dimensional material.

Dentro de cada escalón o dimensión hay infinitos grados y de ahí no se sale. No se sube de una dimensión a otra sino que se asciende sólo y exclusivamente dentro de ese mismo plano.

Hay que tener en cuenta la ley de las energías de los diferentes planos vibracionales cuando dice: “El creado jamás será como su creante”, puesto que éste le lleva a su creado dos planos más superiores y que nunca lo verá si su creante no disminuye su vibración para sintonizar con su creado y comentarle cuantas situaciones quiera para que éste vaya evolucionando en sentido energético y de espiritualidad.

Desde hace muchísimo tiempo una de las dedicatorias que me ha gustado poner en cualquiera de mis libros o escritos es la de: “Aprende a mirar a las estrellas”.

Cuando miramos a las estrellas, miramos a nuestra casa de luz de donde procedemos, por eso cuando las miramos nos nutrimos de esa luz que desprenden. Cada estrella es un espacio habitable y todas las energías que se encuentran en una de ellas tienen la misma dimensión y vibración.

Además de ser planetas habitables de Altos Planos Dimensionales, pueden ser también soles creados por el primer Genio Solar de la creación de Jul Joubiak, MATHOS. Los soles son fuentes de energía y de luz.

Pero puede suceder también que estando mirando a las estrellas veamos un punto que vibra, que no es una estrella sino un conjunto de Energías amigas de Altos Planos que se han agrupado para hacernos una visita y cuando las miramos nos saludan haciéndonos algún movimiento para advertirnos de su presencia.

Los planetas habitados por Seres de Luz tienen la misma vibración y dimensión que sus moradores que pueden ir desde V a XII Dimensión.

Los planetas de IV dimensión tienen una Luz especial porque están preparados para ser habitados por seres que se encuentran en un estado intermedio entre la materia y la Luz. Esos planetas por sí mismos no evolucionan, los hacen evolucionar sus moradores cuando éstos también aumentan su vibración. Están destinados a ubicar a esas energías semifluidas para que en su momento den el salto a V Dimensión. Son la preparatoria para dar ese enorme salto hacia la Luz, para desprenderse de la parte material que les queda, transformarse en Luz Pura y convertirse en GRANDES MAESTROS DEL UNIVERSO ya que así se les califica a las Energías a partir de V Dimensión, porque ya son Energías Puras. Éstas son las encargadas, entre otras cosas, de “descontaminar” a las energías que han abandonado ese cuerpo físico material de este planeta y de otros que puede haber con las mismas características y que llegan a las Colonias Espirituales u Hospitales de Espíritus, ya mencionados en nuestra 4ª comunicación de Nación Cósmica, y así volver a su planeta de origen con su energía descontaminada de las partículas groseras que haya podido coger en su paso por un planeta de baja vibración.

No todas las Energías que dejan su cuerpo físico material van al mismo lugar o al mismo planeta. Cada uno se va al suyo de procedencia aunque esté en otra galaxia diferente.

Siempre he dicho que todos los Universos o Naciones Cósmicas son mentales. Son Energía Pura.

Hay muchos autores que a través de un escrito o película han ido transmitiendo y anunciando esa vuelta a casa. Así en la película E.T. decía el protagonista mirando hacia las estrellas y conectando con ellas: “… Mi casa, mi teléfono…”.

Heinrich Heine dijo que: “… Si quieres viajar a las estrellas no busques compañía…”.

Facundo Cabral da una clara respuesta: “De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie. El que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón”… “No hay muerte…hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa”.

Existe un dicho aborigen australiano que reza así: ““Todos estamos de visita en este momento y lugar. Sólo estamos de paso. Hemos venido a observar, aprender, crecer, amar y volver a casa”.

ELLOS nos abrazan y sonríen desde la distancia aunque no los veamos. Nos dejan que los miremos con los ojos de la mente o del espíritu puesto que todo es mental para cuando nos marchemos de aquí a nuestra casa y nos reunamos con Ellos, no nos sean extraños.

Muchos me han preguntado por carta, de palabra, por la red que les explique a dónde vamos después de nuestra estancia en este planeta. A ellos les dedico esta información.

José María.

A.M. 0h 21m del 21 de Marzo de 2008.

Equinoccio de Primavera.

 

5

ENERGÍAS DE LA GALAXIA JJ